Cómo Quemar un Libro - "Leviatán y la ballena" de Phillip Hoare y "Algo va mal" de Tony Judt



















Leviatán y la ballena, Phillip Hoare

Entre la historia cultural, la literatura, la memoria autobiográfica, el tratado de zoología y el libro de viajes, Leviatán o la ballena es uno de esos libros que pueden presumir de contener algo mas que la historia que narra, casi lo contiene todo.

Con esta obra de evidente estirpe sebaldiana, tan inclasificable como el animal que la inspira, ganó Philip Hoare el año pasado el premio BBC Samuel Johnson al mejor libro de ensayo.

El mundo de las océanos, de los grandes monstruos que lo habitan, la Historia de la caza ballenera y las viejas tradiciones vinculadas a ella; costumbres marineras de algunos enclaves o de la literatura vinculada al océano, es obsesión del autor que hace de ellos
su objetivo central. La obsesión de Hoare por las ballenas empezó con una maqueta gigante de una ballena azul que vio de niño en el Museo de Historia Natural de Londres. Como adulto, ha ido al encuentro de las ballenas en libertad en las aguas del Atlántico. Leviatán o la ballena es el resultado de toda una vida dedicada a estudiar a las ballenas.”




















Algo va mal, Tony Judt
Taurus, 2010.

Hay algo profundamente erróneo en la forma en que vivimos hoy. El estilo egoísta de la vida contemporánea, que nos resulta «natural», y también la retórica que lo acompaña (una admiración acrítica hacia los mercados no regulados, el desprecio por el sector público, la ilusión del crecimiento infinito) se remonta tan sólo a la década de los ochenta.

En los últimos treinta años hemos hecho una virtud de la búsqueda del beneficio material hasta el punto de que eso es todo lo que queda de nuestro sentido de un propósito colectivo.

«¿Por qué nos hemos apresurado tanto en derribar los diques que laboriosamente levantaron nuestros predecesores? ¿Tan seguros estamos de que no se avecinan inundaciones?», se pregunta Judt, uno de los más importantes pensadores contemporáneos. Rechazando tanto el individualismo extremo de la derecha como la desacreditada pose retórica de la izquierda, Judt nos desafía a oponernos a los males de nuestra sociedad y a afrontar nuestra responsabilidad sobre el mundo en que vivimos.


2 comentarios:

javier lirón dijo...

No es el semen de la ballena lo que se utiliza, sino el esperma: una sustancia oleosa localizada en la cabeza del cachalote. Sus aplicaciones eran varias, pasando desde la fabricación de velas de larga duración hasta bases para cremas y cosmética en general.

Lucita dijo...

Muchas gracias por la aclaración, Javier. Y encantada de que te pases por el blog y escuches el programa.

Saludos.

Publicar un comentario